Taberna de la Cruz



                    Vista aérea con la situación de la Taberna de La Luz.

Entre los distintos locales y establecimientos que se instalaron dentro del recinto de la Exposición dedicados a la venta de bebidas, comidas y servicios restauración, se encontraba esta simpática venta, llamada Taberna de la Cruz, aunque en algunos documentos también aparece como Venta de la Luz.

El 5 de febrero de 1929. Manuel Ramos Villegas, presentó a la Comisión Permanente el proyecto para la construcción de un pabellón propio en las parcelas 56, 57, 58 y 59, de una venta típica sevillana, siendo aprobado el citado proyecto el 15 del mismo mes.

     
Imagen de la fachada trasera (gentileza de José Luis Pérez Pino)


      Vista aérea.

Ubicado en pleno centro del sector comercial, dentro del Sector Sur, el edificio se levantó justo en el ángulo que formaban los pabellones de la Seda con los de Industrias Lácteas. De arquitectura “blanca de perfiles limpios” se caracterizaba por profusa decoración exterior netamente popular y castiza. 

Sobre la porticada entrada se elevaba en el centro un típico torreón-mirador, con cubierta a cuatro aguas, coronada por esbelta cruz de cerrajería. A ambos lados del edificio, se adosaban torres octogonales con cubiertas plana la de la izquierda y con cúpula y linterna la de la derecha. La fachada trasera se componía de una triple arcada de medio punto, cerrada por rejas.

A la izquierda de la entrada principal, se añadía un cuerpo cúbico donde se instalaron la cocina, almacenes y otros servicios, los paramentos de esta zona, se decoraron exteriormente con un amplio arco que cobijaba dos huecos de ventanas. En la decoración del conjunto no faltaban bancos de cerámica adosado a las paredes, abundante elementos de cerrajería en rejas de ventanas y balcones, tejas en las cubiertas, así como jarrones y pináculos de cerámica, proporcionando a este edificio de no mas de 150 m2, un gracioso juego de volúmenes, y una estampa típica de la zona baja de Andalucía.



Alzado y planta del proyecto de la Taberna de La Cruz que se conservan en el Archivo Municipal de Sevilla.

         Esta profusa decoración exterior, contrastaba con la simplicidad de la distribución interior, que constaba de un pequeño vestíbulo formado por el pórtico de entrada; a ambos lados de éste, sendos aseos, y a continuación un amplio salón rectangular de 12,5 X 8,5 mts., que constituía prácticamente todo la superficie útil para el uso del establecimiento.

En los lados menores de este salón se encontraban anexados dos espacios poligonales, correspondientes a las pequeñas torres exteriores; el de la izquierda alojaba las escaleras de acceso a la cubierta plana del salón, desde donde se podía acceder al torreón-mirador central, mediante una doble escalera adosada a éste.


FUENTES:
-Fondos de la Exposición Iberoamericana. Archivo Municipal de Sevilla. - Expediente Taberna de la Luz. Caja 96/9 Rollo 719.
-Pabellones comerciales en la Exposición Iberoamericana. El Pabellón Domecq. Amparo Graciani García. Revista APAREJADORES. Num. 39 4º trimestre/1991

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada