Pabellón de Valencia



Fachada posterior del Pabellón de Valencia. (Postal de la época)
            La región levantina formada por las provincias de Castellón, Valencia y Alicante, estuvieron representadas mediante dos pabellones provisionales en la Exposición Iberoamericana, uno de carácter industrial y comercial, denominado Pabellón Comercial de la Producción Regional Valenciana, ubicado en la avenida de la Raza, y que se trata en el apartado de los pabellones comerciales; y otro Regional, para mostrar las costumbres y aspectos más característicos de dicha región, situado en la Plaza de los Conquistadores del Sector Sur.

            Desde 1928 en la capital del Turia trabajaba un Comité Regional encargado de la organización de los pabellones representativos; en el caso del Palacio de la Producción Valenciana, asumió su organización las Cámaras de Comercio y las Diputaciones de las tres provincias, mientras que el llamado Regional, estuvo bajo la responsabilidad de los Ayuntamiento, Gobiernos Civiles y Diputaciones provinciales respectivos. El Diputado provincial por Valencia Juan Bautista Robert, fue el designado como Presidente de la Comisión Ejecutiva y encargado de todo lo relacionado con el Pabellón Regional. 1

            El 13 de julio de dicho año, en la sesión celebrada por la Comisión Permanente, se dio a conocer la petición formulada por el Gobernador Civil de Valencia, solicitando la cesión de 1.400 m2 para la construcción del Pabellón Regional y 7.000 m2 para el de la Producción, siendo aprobada la cesión de terreno para el Regional, quedando para su estudio por la Dirección de Obras y Proyectos, el de la Producción Valenciana a fin de procurar su acoplamiento entre otras peticiones que había de grandes edificios de industrias españolas. 2

            En el mes de diciembre, la Comisión Regional reunida en la Diputación de Valencia, aprobaron los proyectos tanto del Palacio de la Producción Valenciana como el Regional, quedando ultimada la contratación de las obras y la aceptación de los terrenos donde se construirían ambas edificaciones. También fue presentado y aprobado el proyecto de los jardineros valencianos, de hacer una instalación para flores, ramos, centros, canastillas y tapices hechos todos con flor. 3

            Ya en enero del año siguiente, una delegación valenciana viajó a Sevilla para tomar posesión de la parcela asignada 4 de 570 m2, para el Pabellón Regional, situada como ya se ha indicado, en el Sector Sur en la zona de la Plaza de los Conquistadores, entre las Avenidas de Venezuela y Panamá, y junto a los pabellones del Reino de Murcia (Murcia y Albacete) y el andaluz de Almería, en el terreno que actualmente ocupa la Facultad de Farmacia del Campus Universitario Reina Mercedes.
Situación del pabellón valenciano, junto al del Reino de Murcia, en el ángulo superior izquierdo, y tras los de Galicia y Navarra, en primer plano.
            El proyecto para el pabellón regional que presentaron los arquitecto Emilio Artal Fos y José Luis Testor Gómez, fue el ganador entre otros que acudieron al concurso convocado al efecto, se presupuestó en 100.000 pesetas y tenía una superficie de 450 m2 construidos. 5 Se completaba con cerámica de José Mateu y del escultor Beltran. 6

            El edificio de arquitectura rural, representaba una alquería del siglo XVIII, en los jardines se pensaba montar kioscos que ofrecieran a los visitantes horchatas, helados y turrones, además de instalar en la planta alta, un restaurante donde se ofrecían los platos típicos de la cocina regional a cargo de la Asociación de Arroceros.

            Para su construcción se contrató a la empresa de los Srs. Porta y Navarro, que al parecer tuvieron algunos problemas para el cobro de las certificaciones, pues en mayo de 1929, requirieron al Gobernador Civil y a la Comisión Ejecutiva de Valencia, le abonaran parte de las cantidades pendientes de pago, para poder proseguir con las obras. 7 La recepción provisional del edificio tuvo lugar a mediados de agosto, por miembros de la delegación valenciana residente en Sevilla, quedando pendientes las obras de jardinería. 8 No produciéndose la recepción definitiva tanto del pabellón regional como el de la Producción, hasta el 1 de abril de 1930. 9

            El concepto de alquería es cambiante en el tiempo y con ello su arquitectura. En su origen islámico designa a un lugar poblado, un conjunto de edificios entorno a una casa principal, que incluye construcciones de apoyo a la actividad agraria, (casas de colonos, corrales, etc) estructura que dio origen a muchos de los actuales pueblos y lugares poblados en torno a la ciudad. Ese origen señorial se conserva en el tiempo, pero su concepto, en época renacentista y barroca, pasa a designar un palacio rural aislado formado por una casa importante, generalmente con torre, más unas casas de caseros y de apoyo a la labor agraria. En época moderna, con la inclusión de la burguesía en la estructura económica del campo, la alquería designa a una gran casa rural que simultanea su labor agraria y el descanso de sus propietarios. La estructura minifundista que se implanta en la huerta desde mediados del siglo XIX, vuelve a transformar el concepto y por alquería se entiende a cualquier casa aislada de labor.

            Los autores del proyecto, parecen haberse inspirado, por su semejanza, en la alquería de Falcó (Siglo XVII), que es el ejemplo por excelencia del clasicismo en la arquitectura rural que encontramos en el término de Valencia. Su volumen potente, sus grandes masas, la manera de construir los distintos cuerpos y de disponer su fábrica, en la construcción de la cubierta, la torreta y la elegantísima puerta. 10
La Alquería Falcó, tiene cierto parecido con el pabellón valenciano.
            Esto dio como resultado que el pabellón se articulara, en un edificio formado por una estructura cúbica de planta rectangular de tres alturas, aunque ignoramos si la última era simulaba, con cubierta a cuatro aguas de teja árabe, a la que se había añadido en uno de sus ángulos, una pequeña construcción  reminiscencia de una torre. Los muros lisos sin ornamentación, solo eran interrumpidos por una composición tradicional de huecos rectangulares decrecientes en su tamaño a mayor altura, centrado en las fachadas mayores las puestas de acceso. Estos accesos estaban configurados por arcos de medio punto, cuyas dovelas simulaban ser pétreas.

            Junto a esta construcción principal, en uno de sus lados, se había levantado una pequeña edificación, a modo de capilla anexa, terminada en un pequeño ábside. Del lado opuesto a este anexo, se erigió una portada a modo de cerramiento abierto, que constaba de una puerta central y una ventana a cada lado, de arcos de medio punto.

            El espacio situado en la fachada posterior del edificio, que quedaba delimitado por el mencionado cerramiento, el pabellón y la pequeña construcción anexa, conformó la zona ajardina de éste, donde también se dispuso una pérgola adosada al muro. 
Vista cenital de las instalaciones de Valencia, con la situación del pabellón regional y la zona ajardinada. (Recreación del autor)
Al no contar con el proyecto ni con la memoria descriptiva de la obra, hemos de suponer que al igual que el resto de edificios provisionales levantados para el Certamen, la cimentación se realizaría mediante zanjas corridas, con muros de carga de ladrillo macizo. Los forjados pudieron ser de vigas de hormigón ó acero y entrevigado a base de tablero de rasilla.

Así mismo, esta falta de documentación, nos impide saber con exactitud la distribución interior del edificio, y los contenidos del mismo. Para tal fin hemos tenido que recurrir, a los reportajes periodísticos aparecidos con motivo de su inauguración, para hacernos una somera idea de cómo era este pabellón tanto interior como exteriormente.

En el exterior del pabellón, se utilizó el más genuino carácter regional, con puertas de medio punto y grandes rejas típicas de estas edificaciones del siglo XVII. En uno de los ángulos de la fachada posterior se podía admirar un retablo cerámico de San Miguel de Liria del ceramista José Mateu Cervera, y los tres escudos de las provincias levantinas en los ángulos de las esquinas. 11

También se podían ver y una bella escultura titulada “El Saque” de Ignacio Pinazo Martínez, 12 que representa un huertano en el momento de dar principio de este juego generalizado en la región, y por la cual obtuvo el autor segunda medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1915. En la actualidad el original se encuentra en el Palau de Batlia sede del Palacio de la Generalitat Valenciana.
Escultura de “El Saque”, de Ignacio Pinazo (Ilustración de la revista La Ilustración Artística 03/05/1915)

Imagen del exterior del pabellón, donde se aprecia la colocación de la escultura de “El Saque” (Arxiu Mas. Fundació Institut Amatller d'Art Hispànic)
            En el interior del pabellón, la sala central de la vivienda, desarrollaba la vida cotidiana con los enseres de labranza, jarros y platos de Onda y Manises, así mismo también se podía admirar un cuadro cerámico de José Mateu con la leyenda Santa Justa y Rufina Patronas de Sevilla y Manises. 

           De aquí partía una escalera que daba acceso al piso superior, los frontispicios de los escalones estaban decorados con azulejos costumbristas de las principales poblaciones de la región.

            En la vivienda regional, el piso alto se dedicaba a granero, que en este caso fue sustituido por la sala de honor, donde se situaba una estatua en madera del escultor Vicente Beltrán Grimal, titulada “Flores y frutos”. El salón servía también para la proyección de películas sobre la agricultura, industria y turismo de la región, realizada por Thous.

Vestíbulo del pabellón.(Arxiu Mas. Fundació Institut Amatller d'Art Hispànic)
            En las salas laterales de la planta baja, se ubicaban los dormitorios con mobiliario de la época y una cocina de invierno con su chimenea de gran campana. En el exterior un local con aspecto de capilla, estaba decorado con panneux representativo de las fiestas típicas y gran muestra de objetos cerámicos. 13

            Tuvo gran relevancia la serie de paneles cerámicos pintados por el ceramista José Mateu Cervera, 14 Se componía de 11 retablos realizados por este artista valenciano expresamente para decorar el pabellón levantino, en los que se representaban distintas escenas costumbristas y alegorías de las principales ciudades de la región, entre ellas podemos destacar Huerta valenciana, Día del Corpus en Valencia, Pueblo castellonense, Castellón, Alicante, Valencia, La Mona, etc.; además de los de San Migue de Lira y las Santas Justa y Rufina, casi todos en la actualidad se pueden ver en la Casa-Museo de Benlliure en Valencia. 15

Paneles cerámicos realizados por José Mateu, titulados Huerta Valenciana y Pueblo castellonense, que se encuentran en los jardines de la Casa-Museo de Benlliure en Valencia. (web Museos y Monumentos de Valencia)
Alicante, otro de los paneles cerámicos realizado por Mateu para el pabellón valenciano. (web Museos y Monumentos de Valencia)
             La zona ajardinada del pabellón en la fachada posterior y lateral derecha, estuvo a cargo del Sr. Llopis que realizó un proyecto de jardinería expresamente para este lugar. 16 La fachada posterior se fijó como lugar de esparcimiento, proyectándose instalar unos kioscos de horchatas, helados y turrones, para ser ofrecidos a las personas que visitaran el pabellón. 17

Vista desde dos ángulos de la fachada posterior, donde se proyectó instalar kioscos de horchata y turrones. (Imágenes del catálogo oficial -“Exposición Ibero-Americana de Sevilla 1929-1930”  y La Ilustración Iberoamericana nº 5 01/11/1930)
            El escultor Vicente Beltrán junto al ceramista José Mateu, fueron los encargados de la decoración e el pabellón, 18  y a pesar del retraso en la terminación del edificio, en el mes de septiembre de 1929, aún se estaban ultimando los detalles para el envío y colocación de los muebles y objetos a exponer en pabellón, cuya instalación corrió a cargo del escultor valenciano, residente en Sevilla Francisco Marco Díaz Pintado.

            Estando prevista su inauguración durante los días que los reyes estarían de visita en el mes de octubre en Sevilla. 19 Al final tampoco esa fecha pudo ser y el  pabellón fue inaugurado por el rey Alfonso XIII el 2 de noviembre de 1929, sin estar completada aún sus instalaciones, debido según la prensa, al esfuerzo realizado por la región para estar presente en las dos Exposiciones.

            No ha sido posible localizar en los archivos de la Diputación de Valencia, ni en el Municipal de Sevilla, documentación alguna, respecto al destino ó derribo del pabellón tras la clausura del Certamen. Igualmente ningún periódico se hace eco, como si sucedió con otros edificios regionales y provinciales, sobre el futuro del mismo, bien cediéndolo al Ayuntamiento hispalense o para dedicarlos a un fin determinado.
Vista aérea del pabellón desde la fachada lateral derecha.
   
Detalle de la fachada posterior. .(Arxiu Mas. Fundació Institut Amatller d'Art Hispànic)
       En el informe redactado por la Oficina Técnica de la Exposición días antes de la clausura, en el que se incluían los pabellones de Málaga, Cádiz, Huelva, Granada, Córdoba, Navarra, Castilla la Nueva, Vascongadas, Cataluña y Murcia, los cuales a pesar de haber sido construidos con carácter  provisional, por su forma de construcción podían quedar como permanente, 20 tampoco aparece el valenciano que, además como los otros se agravaba su permanencia al estar construido en terrenos de los hermanos Camino, que habían sido arrendados por el Ayuntamiento para el Certamen, por lo que una vez cerrado éste, debían ser devueltos a sus propietarios.

Vista cenital de la zona de la Plaza de los Conquistadores, donde actualmente se encuentra el Colegio Mayor Hernando Colón, y la actual Avd. Reina Mercedes en Sector Sur, con indicación de la situación del Pabellón de Valencia, junto a la calle Profesor García González, tomada en 1959 (Imagen del Centro Nacional de Información Geográfica, procedente del Ministerio de Defensa-Ejército del Aire)
Sin embargo en las imágenes aéreas del archivo fotográfico del Ejercito del Aire, que se encuentran en el Centro Nacional de Información Geográfica, aparece al menos hasta el año 1956 el edificio del Pabellón de Valencia en pie con la misma distribución sin aparente modificación exterior, y no es hasta 1977, cuando ya solo se aprecia el solar sin ninguna construcción. 21
El compositor Joaquín Turina junto a su familia, en la visita que realizó al Pabellón de Valencia. (Archivo Fotográfico Fundación Juan March)


NOTAS.-
1.- Concurrencia de la región valenciana en el Certamen Ibero-Americana. El Liberal. 20 de febrero de 1929. Pág. 2.
Componen esta comisión los señores Coronel don Manuel Lillo, Alcalde de Castellón; don José Lamaigere, presidente de la Cámara de Comercio de Alicante; y los diputados provinciales de Valencia don José Grollo y don Juan Bautista Robert, presidete este último de la Comisión ejecutiva en la capital del Turia de la concurrencia de la región valenciana en la Exposición de Sevilla.
2.- Archivo Municipal de Sevilla. Sección XVIII. Exposición Iberoamericana. Expediente Pabellón de la Producción Valenciana. Rollo 712, Fotogramas del 541 al 572.
3.- Valencia en la Exposición de Sevilla. La Vanguardia. 14 de diciembre de 1928. Pág. 22
 4.- La Exposición Ibero-Americana a través de la prensa (1923-1929). Encarnación Lemus López. Págs. 230
5.- El Avance de la provincia de Sevilla desde el 13 de septiembre de 1923. Vicente Mora Arenas. Pág. 160.
6.- Nuestros pabellones en la Exposición Ibero-Americana. Las Provincias. 13 de marzo de 1929. Pág. 3
7.- El pabellón valenciano. ABC Madrid. 07 de mayo de 1929. Pág. 35
8.- Valencia y la Exposición de Sevilla. El Pueblo. 11 de agosto de 1929. Pág. 2
9.- Otras noticias. La Vanguardia. 02 de abril de 1930. Pág. 20
10.-  Texto extraído de la "Guia de Arquitectura de Valencia" Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia 2010
11.- En el Pabellón de Valencia. El Noticiero Sevillano. 03 de noviembre de 1929. Pág. 8
      -En el pabellón de Valencia. ABC de Sevilla. 03 de noviembre de 1929. Pág. 19
12.- Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias “González Martí”
Ignacio Pinazo Martínez (1883-1970) se formó muy joven en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. En 1900, marchó a Madrid para formarse como escultor en el taller de Mariano Benlliure. En 1904 recibió de la Diputación de Valencia una beca para estudiar en Roma. Fue profesor de dibujo en la Escuela Normal de Albacete, labor que compaginaba con la escultura. Recibió la medalla de oro del certamen nacional de Bellas Artes por su obra El enigma (1948). Fue nombrado académico en la Academia de San Carlos de Valencia en 1969.
13.- En el Pabellón de Valencia. El Noticiero Sevillano. 03 de noviembre de 1929. Pág. 8
      -En el pabellón de Valencia. ABC de Sevilla. 03 de noviembre de 1929. Pág. 19
14.- La cerámica Valenciana. Apuntes para una síntesis. 21 Cerámica y creación plástica. Jaume Coll Conesa. Pág. 283
José Mateu Cervera (1892-1977) se dedicó a la ilustración gráfica y trabajó en La Azulejera Valenciana de Meliana. Poseía un taller en la calle Arquitecto Alfaro del Cabanyal, y fue propietario de la conocida galería de exposiciones Sala Mateu hasta los años setenta. Su obra pictórica sobre azulejo desarrolla una temática narrativa costumbrista inspirada en la azulejería del siglo XVIII de aire deliberadamente ingenuista y por ello entroncada con el Noucentisme catalán. En Paris presentó las obras tituladas “Dans le pays des Orangers", "Femme moderne", "Fête Dieu â Valence” y “Le retour” (Pérez Camps, 2000: 37).
15.- Jardines Históricos. Elementos vegetales en la Casa-Museo Benlliure de la ciudad de Valencia.
16.- Valencia en Sevilla. Las Provincias.  18 de Septiembre de 1929. Pág. 1.
17.- Noticias.  La Correspondencia de Valencia. 31 de agosto de 1929. Pág. 2.
18.- En el pabellón de Valencia. ABC de Sevilla. 03 de noviembre de 1929. Pág. 19.
19.- Exposición Ibero-Americana de Sevilla. Las Provincias. 21 de  Septiembre de 1929. Pág 3.
20.- Archivo Municipal de Sevilla. Sección XVIII. Exposición Iberoamericana. Documentos Varios. Caja 100. Rollo 720 fotogramas del 490 a 506
21.- Fototeca del Centro Nacional de Información Geográfica, procedente del Ministerio de Defensa-Ejército del Aire.


 FUENTES

-Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia.
-Arxiu Mas. Fundació Institut Amatller d'Art Hispanic.
-Archivo Municipal de Sevilla. Sección XVIII. Exposición Iberoamericana.
-LEMUS LOPEZ, Encarnación (1987) “La E.I.A a través de la prensa local”. Sevilla. Diputación.
-NARBONA, Francisco. (1987) “Sevilla y la Exposición de 1929”. Sevilla. Obra Cultural del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Sevilla.
-RODRIGUEZ BERNAL, Eduardo. (1994) “Historia de la Exposición Ibero-Americana de Sevilla de 1929”. Sevilla. Servicios de Publicaciones Ayuntamiento de Sevilla.
-SALAS, Nicolás (2004) “Sevilla en tiempos de la Exposición Iberoamericana (1905-1930 La ciudad del siglo XX)”. Sevilla. rd editores.
-VILLAR MOVELLAN,  Alberto (1979) “Arquitectura del Regionalismo en Sevilla (1900-1935)”. Sevilla. Diputación Provincial.
-VILLAR MOVELLAN,  Alberto. (1992) “Los Pabellones de la Exposición Iberoamericana”. En: La Exposición Iberoamericana de 1929. Fondos de la Hemeroteca Municipal de Sevilla. Obra Cultural del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Sevilla. pp 22-45
- GUILLOT ORTIZ, Daniel y ESCUDERO RUÍZ, Luis. Jardines Históricos. Elementos vegetales en la Casa-Museo Benlliure de la ciudad de Valencia.Fundación Oroiberico.
-COLL CONESA, Jaume. La cerámica Valenciana. Apuntes para una síntesis.
- MORA ARENAS, Vicente. El Avance de la provincia de Sevilla desde el 13 de septiembre de 1923.
-Centro Nacional de Información Geográfica
-Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias “González Martí”         
-"Guia de Arquitectura de Valencia" Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia 2010
-“Exposición Ibero-Americana de Sevilla 1929-1930”. (1929) Negociado de Publicidad de la Exposición Ibero-Americana. Madrid-Barcelona-Sevilla. Rudolf Mosse Iberica.
-La concurrencia de la región valenciana en el certamen Ibero-Americano. El Luchador. 21 de febrero de 1929.
-ABC Sevilla. Consultada la hemeroteca desde 1928 a 1940.
-El Noticiero Sevillano
-El Liberal
-La Vanguardia

No hay comentarios:

Publicar un comentario