- Pabellón de Cuba




La participación de la República Cubana en el Magno Certamen fue al principio bastante incierta, debido fundamentalmente a la proximidad del 98 y la inestabilidad política del país dada por la rivalidad existente entre los partidos liberal y conservador, que había dado lugar a que en 1906 los liberales acogiéndose a la enmienda Platt solicitaran de EE.UU. la imposición de una administración militar, creando un ambiente poco propicio para la participación en un certamen que proclamaba la unión entre los pueblos hispánicos. Por ello no es de extrañar que a la primera invitación formulada al gobierno cubano en 1911, éste contestase de forma evasiva solicitando mas información antes de pronunciarse.

El ambiente político debió cambiar, cuando, pasados unos años, Cuba responde afirmativamente a la nueva invitación a participar en la Exposición en el mes de septiembre de 1926. Primero decidió edificar un pabellón provisional, pero más tarde lo modificó por una permanente y otro provisional.

El 22 de diciembre de 1927, el gobierno cubano promulga una ley por la que se asignan 50.000 peso pasa cubrir los gastos de su participación en la Exposición siendo ampliada esta cantidad hasta los 160.000 a principios de 1928. El Comité Permanente le concede una parcela de 7.000 m2 situada en la Avd. de la Reina Victoria, junto al Pabellón de la República Dominicana, formalizándose la entrega de terrenos el 9 de junio de 1928, de las cuales 2.000 m2 estarían edificados y el resto destinado a jardines en el que cultivarían plantas tropicales.
Vista de la facha del pabellón.
El Pabellón cubano fue diseñado por los arquitectos de ese país D. Evelio Govantes y D. Félix Cabarrocas y lo ejecutaron miembros del ejército al mando de los ingenieros militares Luis Hernández Sabio y Alfonso González del Real, quedando terminado el 24 de Abril de 1929.

Este pabellón se componía como ya hemos indicado de dos edificios uno permanente de 30 x 10 m. y otro provisional de 45 x 30 m. El pabellón permanente o edificio principal, se construye mediante cimentación de zapata corrida de hormigón armado de poco espesor sobre el que se construyó muros también de hormigón armado, que daban apoyo a los muros de carga, éstos de fábrica de ladrillo en fachada; jácenas metálicas perpendiculares a la fachada principal y losas de hormigón armado. Las cubiertas central y laterales se ejecutaron en teja árabe sobre tablazón de madera.
Vista de la fachada en la actualidad
El edificio principal, contaba de dos plantas y mirador, obedeciendo su composición al esquema clásico de villa y cuyos elementos son característicos de la arquitectura cubana, como son el porche de entrada, formado por una gran arcada construida con piedras traídas de las canteras cubanas de Jaimanita; la gran escalera de caoba de cuba, que arranca del vestíbulo y el mirador; asimismo todas las piezas construidas con madera, como balcones, artesonados, rejas, frisos y balaustradas, se utilizaron maderas nobles como el caobam, dagame, sabicú, júcro, sangre doncella, yaba, roble, nogal cuje, majagua, ácana, jocuna, etc., fueron repitiendo modelos existentes en cuba, desarrollados a partir de temas de la arquitectura sevillana y canaria.

La representación cubana presenta ciertamente un valioso pabellón, aunque con cierto complejo de inferioridad, debido a que la comisión del citado país, defendía que no tenían un “estilo nacional”, por lo que reúne lo mas lujoso que se podía ofrecer en materiales de construcción, dándole un aire colonial al edificio.
Vista aérea en la que se aprecia el pabellón provisional 

La distribución del edificio principal era sencilla, en la planta baja se alojaban el gran vestíbulo, que se integra tras el porche con elementos cubanos, como las columnas de la catedral de La Habana y las ventanas de Camagüey, desde este lugar y tras una doble arcada, arranca la gran escalera, donde se puede contemplar un magnifico mascaron tallado coronado por un farol y que da acceso al primer piso. Debajo de la escalera y completando el ala izquierda, se dispusieron algunas salas y dependencias auxiliares. También en la planta baja se ubicaba un auditorio para recepciones y actos solemnes y oficinas de la comisión. Este planta estaba decorada con cuadros de pintores contemporáneos cubanos pensionados por el gobierno; asimismo también se exponía un busto del General Machado.

En la primera planta se encontraban las exposiciones de los organismos oficiales como Obras Públicas, Guerra, Marina, Comunicaciones y Gobernación. El acceso al mirador se efectuaba a través de una escalera secundaria que partía de esta planta y donde se podía admirar un techo de artesonado colonial y un plano en relieve del distrito centro de La Habana. También se podía contemplar una curiosa selección de monedas desde la época colonial hasta ese momento: fotos y gráficos de la Marina de Guerra y de la composición de los cuerpos militares, así como maquetas y planos de obras públicas acometidas en la isla.


El pabellón provisional se encontraba edificado en la parte trasera del edificio principal, y su altura era igual al de la planta baja del pabellón permanente, debiendo ocupar posiblemente toda la parte posterior de la parcela, como se puede apreciar en la foto aérea. Este estaba compuesto por un patio central circundado por galerías corridas. El acceso a este edificio era a través de una puerta existente en el gran vestíbulo situada frente a la puerta principal; este edificio fue demolido una vez concluida la Exposición.
Alzado del edificio

En este pabellón se asentaron las exposiciones de las Secretarías de Agricultura, Hacienda, Comercio y Trabajo, con un tarpiche en miniatura que mostraba la elaboración del ázucar en todos sus pasos. También había una fábrica de elaboración del tabaco, donde se exhibía un enorme puro de 2,60 mts. de longitud y 55 kg. de peso, y su producción destinada a regalarla entre el públicor; Sanidad y Beneficencia; industrias varias y Servicio Postal, Telégrafo, Ferrocarriles y Marítimos, estos últimos servicio exhibía en un mapa en relieve de la isla, donde se encontraban inscritas las lineas telefónicas, telegráficas y de ferrocarril con un tren en miniatura en movimiento. Así mismo había varias maquetas como una granja agrícola dotada de los instrumentos mas modernos para el cultivo de la caña, y una maqueta del nuevo edificio del Capitolio que se estaba construyendo en La Habana.

En el aspecto cultural se celebraron varios actos de esta índole, principalmente en honor de esta república del 9 al 14 de octubre de 1929.

Detalle de balconada y reja de ventana en madera

En definitiva es destacar en este pabellón, la riqueza de la carpintería, tanto por las maderas nobles utilizadas, como por la elaboración y colocación, sin olvidar los magníficos balcones formados por columnas salomónicas torneadas y el mascaron tallado de la escalera.

Con el objeto de dar cabida a la Delegación de Gobernación de la Junta de Andalucía, en el mes de agosto de 1983, la empresa constructora VICON S.A., bajo la dirección del arquitecto Francisco Torres Martínez y auxiliado por el aparejador José Pérez Torres, inician las obras de restauración y rehabilitación del pabellón finalizando en el mes de marzo de 1985, primando en la reforma el establecer un equilibrio entre la recuperación del edificio primitivo, respetando sus características arquitectónicas, y la necesidad de ubicar en el mismo la sede el mencionado organismo. Debido al insuficiente espacio del edificio existente, para albergar la sede de la Delegación, se izo necesario la construcción de un adosado en la parte posterior, en el lugar donde se encontraba erigido el edificio provisional.
Fuente surtidor


Vistas del porche con las columnas a imitación de la catedral de la Habana y balconada del mirador
Alfiler de solapa conmemorativo del Pabellón de Cuba

Hall de entrada y detalle de artesonado
Mirador (reformado)

Escalera y Mascarón de la escalera

Detalle del mascarón de la escalera
Urna con arena de la playa de Porto Santo, durante la Exposición.
Estado primitivo del Salón de Fiestas.
Retablo cerámico con la Virgen de la Caridad del Cobre
Vista de un ángulo del patio del edificio provisional.

LA FILMOTECA ESPAÑOLA HA EDITADO UNA OBRA TITULADA "LAS EXPOSICIONES DE 1929", EN LA QUE SE RECOGEN IMAGENES DE LA EXPOSICION IBEROAMERICANA DE SEVILLA Y LA INTERNACIONAL DE BARCELONA

ACONTINUACIÓN SE HA INSERTADO UNA RECOPILACION DE DISTINTOS CORTES RELACIONADOS CON ESTE PABELLON QUE APARECEN EN DICHA OBRA

FUENTES:

- EL PABELLON DE CUBA, Francisco Torres Martinez y José Péres Torres
Revista APAREJADORES núm. 20 /Diciembre 1986
- LA EXPOSICION IBEROAMERICANA A TRAVES DE LA PRENSA 1923-1929, Encarnación Lemus López.
- HISTORIA DE LA EXPOSICION IBEROAMERICANA DE SEVILLA DE 1929, Eduardo Rodríguez Bernal
- LOS PABELLONES DE LA EXPOSICION IBEROAMERICANA, Alberto Villar Movellan
La Exposición Iberoamericana “Fondos de la Hemeroteca Municipal”
- EL RECINTO DE LA EXPOSICION IBEROAMERICANA, AREA URBANIZABLE, PABELLONES Y CONSERVACION, José María Cabeza Méndez
Andalucía y América en el Siglo XX, Actas de las VI Jornadas de Andalucía y América 1987
- GUIA DE LA EXPOSICION IBERO AMERICANA 1929-1930
- DATOS INFORMATIVOS DE LA EXPOSICION. “La Unión” 03 de Septiembre de 1929
- LA EXPOSICION IBEROAMERICANA Y LOS APAREJADORES, José María Cabeza Méndez.
- LA IMAGEN AEREA DE LA SEVILLA DE ALFONSO XII- Formas y perspectivas del recinto urbano. 1920-1930- Alfonso Braojos Garrido.
- www.sevilla21.com
- http://www.sevillasigloxx.com/
-http://memorandumvitae.blogspot.com


1 comentario:

  1. Restaurado por el Ayto de Sevilla donde ubicó ala empresa de la vivienda municipal ( emvisesa ) y posteriormente desde el trece de enero de 1990 fue instalada la Delegacion de Gobernacion de la Junta de Andalucia innaugurada como tal en Mayo del mismo año.siendo el Delegado D.Francisco Morilla Vera y Presidente de la Junta de Andalucia D.Jose R, de la Borbolla
    Siendo el

    ResponderEliminar