LOS PABELLONES DE LAS PROVINCIAS ANDALUZAS




LOS PABELLONES ANDALUCES


Desde el principio estaba prevista la participación de las distintas regiones españolas y provincias andaluzas en el Certamen sevillano. Pero no es hasta 1927, cuando acuciados por la proximidad de la inauguración del evento, prevista en esas fechas para el año siguiente, cuando se toma realmente conciencia de ello y se inician las gestiones en las provincias que habían demostrado interés concurrir al mismo.



La profunda crisis económica, en que se encontraba inmersa España en general y muy en particular la región andaluza desde el siglo XIX, es el hecho que hemos de tener siempre presente, para comprender la cantidad de dificultades que tuvieron que resolver cada una de las provincias para poder estar presente en la Exposición. Teniendo en cuenta esta precaria situación económica, todas pusieron su ilusión en la Exposición para poder superar esta profunda crisis.
   Imagen aérea de la Plaza de los Conquistadores con la distribución de los pabellones andaluces.

A excepción de las representaciones cordobesa y sevillana, el resto de ellas decidió construir sus pabellones de forma provisional, al igual que los regionales, la mayoría de los arquitectos diseñaron edificios tomando detalles de los monumentos más significativos de cada una de las provincias. Solo tres de ellos no recurren a la copia fácil y el reclamo publicitario, son los diseñados por Torres Balbás para Granada, Guerrero Strachan en el de Málaga y Vicente Traver para el de Sevilla. En el caso del edificio sevillano, es curioso que, mientras el Comité exigía a las provincias participantes que sus pabellones reflejaran la arquitectura propia, éste fue diseñado inspirándose en el barroco levantino. Cada pabellón constituía una visión propia de la provincia que se quería ofrecer al viajero incluyéndose en casi todos una oficina de turismo, con gran cantidad de material fotográfico y reconstrucciones de monumentos históricos.



En el Certamen estuvieron presente las ocho provincias andaluzas, además del Pabellón Municipal de Jerez que, aunque con carácter comercial, fue mandado construir por la corporación municipal, por lo que se le ha dado el mismo trato a la hora de estudiarlo junto al resto de las provincias de esta región.



Todos los pabellones estuvieron ubicados en el Sector Sur del recinto conformando junto a las representaciones regionales, la Plaza de los Conquistadores; a excepción del de Sevilla, construido junto a la portada principal en la Glorieta de San Diego, por su condición de provincia anfitriona, y el de Jerez que se construyó en la Avd. de la Raza, frente al Parque de Atracciones y junto a los comerciales de Industrias Valencianas y el de la Sociedad Española de Construcción Naval.

La suerte corrida por las distintas representaciones, fue diversa, desde la del malogrado Pabellón de Almería que ni siquiera pudo ser inaugurado, y que estudiaremos mas detenidamente, hasta las magníficas exposiciones artísticas y constructivas de los Córdoba y Granada. De todas estas construcciones solo nos ha quedado el Pabellón de Sevilla, constituido por los actuales Casino de la Exposición y Teatro Lope de Vega, y del de Córdoba su torre, que aún mantiene en pie su airosa figura en la Avd. Reina Mercedes dentro del complejo de edificios universitarios.

Sobre el estudio de la participación de las provincias andaluzas, existen algunos estudios particulares como los realizados por Encarnación Lemus López y María Luisa Bellido Gant relativos a la participación de Córdoba, el de José Luis Barea que trata la representación granadina, o el de José Leonardo Ruiz sobre Almería. Basándonos en estos, se ha procedido a sintetizarlo, a fin de tener una visión general sobre cada una de las representaciones.

Aparte de estos estudios, no se posee más documentación que la obrante en los Archivos de la Exposición y en algunas Diputaciones o Ayuntamientos, los cuales en la mayoría de los casos son escasos, secundarios e inconexos, reducidos a pequeñas referencias de carácter administrativo y de contenidos y estilos.

Ubicación de los pabellones de Málaga, Huelva, Cádiz y Granada. También se aprecian los de las Diputaciones Vascas, actual Pabellón Vasco, frente al Pebellón de Castilla y León.


Para el estudio de los contenidos de los mismos, se ha utilizado principalmente el Catálogo y Guía Oficial de la Exposición, así como la información que apareció en la prensa local y folletos publicitarios sobre las exposiciones de algunos de los pabellones.



Los datos obtenidos son escasos, ya que los catálogos o guías publicados, se hicieron antes de la apertura de las puertas de ellos. Los artículos periodísticos, además de utilizar un leguaje fatuo, rara vez sinteriza de forma clara los productos o artículos expuestos, limitándose a copiar lo publicado en los catálogos oficiales.


La amplitud del texto de algunos pabellones, en relación con otros, no significa mayor contingente expositivo sino mayor información.

Por último indicar, que el estudio sobre el Pabellón de Sevilla, aunque se trata en este apartado, por su naturaleza entre otros motivos, se debe considerar como perteneciente a la obra constructiva del Comité Ejecutivo, además de ser el organismo encargado de su construcción, por el carácter representativo del mismo.


El Pabellón de Córdoba aún en construcción, tras éste la fachada del Pabellón de Jaén, por donde accedía el público en general. En el ángulo inferior izquierdo el Pabellón de Murcia y Albacete y en el ángulo superior derecho la Avd. Reina Mercedes donde permanece como único vestigio de todas estas construcciones la torre del pabellón cordobés.

3 comentarios:

  1. Paco Vallecillo29 septiembre, 2012

    Maravilloso estudio de los pabellones regionales. Magnífico trabajo. Gracias por él, además de encantarme me ha sido muy útil

    ResponderEliminar
  2. Paco Vallecillo29 septiembre, 2012

    Estupendo y magnificamente elaborado y documentado trabajo. Me ha encantado y me ha sido muy útil

    ResponderEliminar
  3. Ya se puede visitar el jardín del Palacio Episcopal de Málaga que sirvió de modelo para el pabellón

    ResponderEliminar