2.-Pabellón de la platería Espuñes


En la sesión celebrada, por la Comisión Permanente del Comité de la Exposición Iberoamericana, el 9 de diciembre de 1927, fue aprobada la solicitud presentada por la Compañía M. Espuñes, con sede en Madrid, para instalar un pabellón propio nacional; en esa misma sesión, también fue aprobada la solicitud de José Trevijano Ruiz-Clavijo, propietario de la casa “Trevijano e hijos” de Logroño, dedicada a las conservas, para la instalación de un stand en el Pabellón Nacional de Productos para la Exportación.1

La Casa Espuñes era una empresa fabricante de objetos de plata, que había sido fundada en el año 1840 por Ramón Espuñes, situándose como líder en el sector de la platería de diseño, por su alta calidad y gran profesionalidad.

Sin embargo es su hijo Luis, el que introduce las mejoras en los métodos de fabricación y los últimos adelantos, apenas se producen en el mundo industrial, llegando a distribuir sus productos no solo en España, sino incluso fuera de nuestras fronteras.

Para ello no tuvo reparos en fabricar desde el más vulgar objeto plateado, como sus populares cuberterías para las clases más modestas, hasta auténticas joyas, como el célebre centro de mesa que, la reina Isabel II mandó construir, representando a Colón a su vuelta del descubrimiento de América. También son dignos de mención diferentes enseres de culto para iglesias tanto españolas como americanas, y numerosos objetos en metal, utilizados tanto por la realeza como la aristocracia y la alta burguesía.2

Matilde Espuñes y Bagués, aprendió el oficio junto a su padre, Luis Espuñes, y a la muerte de éste su hija se estableció por su cuenta, creando su propia marca M. ESPUÑES, instalando su fábrica en la calle O´Donnell de Madrid, llegando a tener una importante plantilla de orfebres y una elevada producción. Su actividad como M. ESPUÑES se desarrolló entre 1909 y 1950. Después de la guerra civil, se asocia con la firma Meneses y forman lo que se conoció como Unión de Orfebres, aunque mantenía su propia marca. Además de la fábrica en la calle O’Donell, también tenía tienda en la madrileña calle Sevilla, y disponía de depósitos en Barcelona, Sevilla, La Habana y ciudad de Méjico.

Los más de 170 años de actividad de esta empresa, la convirtieron en especialista en todo tipo de piezas realizadas en plata de ley, con un completo catálogo de orfebrería, cuberterías, trofeos deportivos, objetos religiosos, etc., además de poseer un departamento de restauración y conservación que le hicieron ser merecedores del título de plateros de la Real Casa. 3  

Una vez aprobada por la Comisión la petición de la empresa para estar representada en la Exposición, le es concedida una parcela en los terrenos de los Jardines de San Telmo, para levantar el pabellón, ubicándose en la avenida de María Luisa, entre la terraza del restaurante del Casino y el Pabellón de Perú.

Indicación en el plano de la Exposición, la ubicación del Pabellón Espuñes y las tiendas de lujo en la avenida de María Luisa.
Nada sabemos de la autoría del pabellón, ni de las características de este, salvo el dibujo del boceto de éste aparecido en la publicidad de un anuario. 4

Apoyándonos en éste, podríamos describirlo como un edificio de planta rectangular y cubierta plana, cuyo acceso principal estaba precedido por un pórtico soportado por dos columnas y unas gradas para salvar la diferencia de altura con el rasante de la calle. Las columnas del acceso se repetían en los ángulos del edificio, siendo éste el único elemento decorativo, pues los paramentos del cerramiento estaba constituidos por amplias vidrieras que las ocupaban totalmente, excepto en la fachada posterior que era de fábrica. Estas características compositivas le conferían un aspecto diáfano, quedando el espacio interior perfectamente visible desde el exterior, como si de un gran escaparate se tratara.
Boceto del pabellón en una de las páginas publicitarias de la publicación “Comercio internacional: anuario seleccionado de la producción mundial” correspondiente al año 1929.

Por la ilustración deducimos, que en el interior del edificio se alinearon diferentes vitrinas y expositores, que mostraban los objetos de plata que la casa Espuñes fabricaba.

De los pocos datos que conocemos, sabemos con certeza que la carpintería mecánica fue realizada por José Gutiérrez Gutiérrez, con taller en la calle Alejo Fernández, y al que Vicente Traver también le confió todo el portaje y decoración del Teatro de la Exposición, además de intervenir en los pabellones Zotal, del Reino de Murcia y el Stadium, entre otros. 5  

También sabemos que la casa Espuñes, acuñó una placa circular conmemorativa de la Exposición, consistente en el escudo de Sevilla, con San Fernando sentado en su trono, portando en la mano derecha una espada y en la izquierda la bola del mundo. A los lados San Isidoro y San Leandro. Alrededor inscripción: MCMXXIX: SEVILLA: MCMXXX. Debajo M. ESPUÑES. Arriba marca de ley de plata 916/000 y contraste M / copa / E.6
Placa conmemorativa acuñada por la casa Espuñes con motivo de la Exposición Iberoamericana. ©Museo Nacional del Romanticismo.

La falta de documentación nos impide saber cómo funcionó este pabellón comercial; solo contamos con unos apuntes contables realizados en los libros de la Comisión, por José Martínez Tristán, cobrador del Comité, en los que relacionan las empresas y casas comerciales, con pabellón propio o stand en pabellones oficiales, que efectuaron pago por consumo eléctrico, entre los que aparecen tanto la Joyería Reyes, como José de los Reyes, desde el 11 de diciembre de 1929, hasta el 30 de julio de 1930. 7  

Esto nos hace aventurar, no sin riesgo a equivocarnos, que los propietarios de dicho establecimiento de joyería, fueran los encargados de gestionar todo lo relacionado con el montaje del referido pabellón de la platería Espuñes en la Exposición Iberoamericana.

Por lo que pudiera ser, y es solo una conjetura que, Juan de los Reyes tomara parte en su diseño y ejecución, ya que era constructor, y a éste se debe el proyecto del magnífico inmueble que la joyería tiene en la calle Álvarez Quintero, y su hermano José, fuera el encargado de la organización y gestión del referido pabellón.
Fotografía aérea de la zona de los Jardines de San Telmo, con indicación de la situación del Pabellón Espuñes. (Archivo del autor)

Al parecer la relaciones entre los hermanos Juan y José de los Reyes con la familia Espuñes, fueron muy cordiales, como lo demuestra la carta dirigida a Juan por la firma platera, para que éste realizara gestiones cerca de la dirección de la Exposición, con objeto de que le proporcionaran una buena situación a las Sociedades productoras y distribuidores de fluido eléctrico, como así fue, ubicándose el Pabellón de Hidroeléctrica Española en el Parque de María Luisa, cerca de la Plaza de América. Y precisamente por aquella época, designar a la Joyería Reyes como depósito de la firma platera en Sevilla.

Los hermanos Juan y José de los Reyes Catueso heredaron en 1900, la joyería que su tío José de los Reyes Gómez había abierto veinte años antes, al fallecer sin dejar descendientes. Trasladaron la tienda a su actual emplazamiento en la calle Álvarez Quintero, en un renovado edificio que tanto por su continente como por su contenido es una perfecta muestra de estilo modernista puro.

El esplendido salón-recibidor modernista fue obra de un decorador francés que lo realizó con exclusivos muebles, lámparas y telas pintadas para las paredes con exóticos dibujos de la época. Este importante patrimonio mobiliario, se combina perfectamente con dos vitrinas metálicas procedentes de la Exposición, con casi toda seguridad del pabellón de la firma platera. 8
Recibidor de Joyería Reyes, con decoración modernista e indicación de la vitrina procedente de la Exposición. (Fotos y Postales de Sevilla)

Una vez clausurada la Muestra el Pabellón Espuñes, levantado en los Jardines de San Telmo, debería haber pasado a propiedad municipal, al estar construido en terrenos adquirido por el ayuntamiento de la ciudad; sin embargo, en los libros de contaduría del Comité de la Exposición, aparecen diferentes apuntes de pagos efectuados por Manuel Álamo por la ocupación del “kiosco” Espuñes. Estos ingresos corresponden al canon de utilización del edificio, por importe de 30 pesetas mesuales, iniciándose esta ocupación el 18 de abril de 1931, estos apuntes contables aparecen hasta el mes febrero de 1933, última fecha de anotaciones por la desaparición de los posteriores libros .9

Desconocemos si Manuel Álamo, era aún el inquilino de este kiosco, que con el paso del tiempo se convertiría en Bar Manolo. En la década de los 50, además de haberse convertido en restaurante, amenizaba éste sus veladas, con actuaciones de reconocidos artistas como fue el caso del cantante Antonio Machín. Durante esa década y posteriores, el local se convirtió en referente para celebraciones familiares, de bodas y bautizos, además de ver multiplicados los actos de homenajes de reconocimientos públicos a conocidos personajes de la vida social del momento.

A mediados de los años 60, su propietario era Francisco Rodríguez Domínguez,10 que dio un importante impulso al restaurante, con continuas recepciones y celebraciones de acontecimientos sociales de toda índole, como la elección de Miss Andalucía, en el cercano Casino, al que éste empresario se encargada de dar servicio, ó las cenas del Ateneo con ocasión de la Feria del Libro y la entrega del premio "Platero", al autor sevillano más vendido, durante varios años.

Durante esa época, se renovaron las instalaciones, desconociendo el alcance de las actuaciones que hasta ese momento se habían llevado a cabo en la transformación del primitivo edificio.
Instantánea de los concurrentes a la comida-homenaje a Perico Chicote el 21 de marzo de 1967, en la puerta principal del Bar Manolo.(Archivo ABC)

Entrega de los Premios del Ateneo de Sevilla "Platero" el 15 de abril de 1969, en el interior del restaurante ya convertido en Luna Parque.(Archivo ABC)

En marzo de 1969, se reabrió como restaurante "Luna Parque",11  regentado por Enrique Becerra en sociedad con el restaurante Jamaica,12 continuando la misma trayectoria de su antecesor Bar Manolo, con la celebraron de incontable actos sociales, así como infinidad de bodas, bautizos y todo tipo de celebraciones, ampliando el servicio con la instalación de una terraza de verano en la contigua Glorieta de Perú. 

Cerrado éste en 1990, fue traspasado su uso a Jesús Quintero en 1991, permaneciendo siempre como propiedad municipal, que lo proyectó como restaurante y café-teatro bajo el nombre de “Montpensier”. Nada mas iniciadas las obras, son paralizadas en febrero de 1992, por la Gerencia de Urbanismo por haber afectado a buena parte del antiguo restaurante Luna Parque, del que solo quedan en pié las fachadas y el sótano, además de ocupar más terreno que el local primitivo. 13

Posteriormente, en junio de 1992, el ayuntamiento concede licencia para la remodelación del Luna Parque con un proyecto de Rafael Manzano, según el cual la actuación prevista era la de forrar con una galería desmontable de metal y cristal, de forma semejante al Crystal Palace de Londres, la fachada del edificio anterior.14 Es decir bajo la actual estructura de hierro y cristal, se encontraría lo que las diferentes intervenciones realizadas durante el paso de los tiempos y sus diferentes usos queda del antiguo pabellón Espuñes, después Bar Manolo y posteriormente Luna Parque. 

Cerrado el restaurante Montpensier, se convertiría en discoteca Apandau, para más tarde denominándose Bandalai en la actualidad .


Dos imágenes de la paralización del derribo del Luna Parque, y la reanudación de las obras para convertirlo en Montpensier. En ésta se puede apreciar como se mantiene en su interior la edificación pre-existente. (Archivo ABC)
Fachada lateral de la actual discoteca Bandalai, donde se puede apreciar la galería de hierro y cristal que cubre el antiguo edificio. (Archivo del autor)

NOTAS:
1.- Archivo Municipal de Sevilla. Sección XVIII. Exposición Iberoamericana. Libros de actas Comisión Permanente E.I.A. Caja 4 bis.- Rollo 656 (fotogramas 358 a 401)
2.- España en fin de siglo. La platería Espuñes. Págs. 215 y 216,
3.- http://www.espunyes.com/index.asp
4.- Comercio Internacional: Anuario seleccionado de la producción mundial 1928.
5.- Carpintería Mecánica. La Esfera. 08 de junio de 1929. Pág. 46
6.- Museo del Romanticismo http://hispana.mcu.es/es/registros/registro.cmd?tipoRegistro=MTD&idBib=16339673
7.- Archivo Municipal de Sevilla. Sección XVIII. Exposición Iberoamericana. Expediente Alumbrado General-Gastos-. Caja 25. Rollo 650 (fotogramas 484 a 655)
José de los Reyes: Facturas por acometida de instalación eléctrica realizada, entre el 14 de junio al 17 de septiembre de 1929 y cobradas el 10 de enero de 1930.
Joyería Reyes: Pagos por consumo eléctrico realizados el
-14 de febrero de 1930
-02 de abril de 1930
-13 de mayo de 1930
-10 de junio de 1930
8.- Salón modernista de la Joyería Reyes. Base de datos del Patrimonio Inmueble de Andalucía.
9.- Archivo Municipal de Sevilla. Sección XVIII. Exposición Iberoamericana. Libros de Contaduría. Caja 120. Rollo 736 (fotogramas 473 a 530)
10.- Ante la elección de Miss España. ABC Sevilla, 12 de Mayo de 1968. pág. 87
11.- Anuncio publicitario. ABC Sevilla. 29 de marzo de 1969. Pág. 78
12.- SEVILLA, BANQUETES, TAPAS Y MENUS, (1863-1995). Isabel González Turmo. Páginas 151 a 154.
13.- Urbanismo ha paralizado las obras de reforma que Jesús Quintero realizaba en el Luna Parque. ABC Sevilla, 28 de febrero de 1992. Pág 49.
14.- El Ayuntamiento concede finalmente a Jesus Quintero la licencia de obras del Luna Parque. ABC Sevilla, 06 de junio de 1992. Pág. 43


FUNTES:
Archivo Municipal de Sevilla. Sección XVIII. Exposición Iberoamericana:
- Expediente de Derribos. Caja 119. Rollo 735
- Libros de actas Comisión Permanente E.I.A. Caja 4 bis.- Rollo 656
- Libros de Contaduría. Caja 120. Rollo 736
- Expediente Alumbrado General-Gastos-. Caja 25. Rollo 650
España en fin de siglo. La platería Espuñes.
Comercio Internacional: Anuario seleccionado de la producción mundial 1928.
Base de datos del Patrimonio Inmueble de Andalucía.
El Liberal. 26 de Enero de 1929.
La Esfera. 08 de junio de 1929.
ABC Sevilla desde 1969 a 1992
Sede electrónica del Catastro. Avd. María Luisa, 4
DICCIONARIO HISTÓRICO DE LAS CALLES DE SEVILLA
Sevilla y la Exposición Ibero-Americana. Álbum Artístico. E. Piñal 1929
Libro de Oro Ibero-Americano.
http://www.espunyes.com/index.asp
http://hispana.mcu.es/es/registros/registro.cmd?tipoRegistro=MTD&idBib=16339673
http://www.galeon.com/juliodominguez/2013/reyes.html
http://sevillasigloveinte.blogspot.com.es/2009/03/la-joyeria-reyes.html




1 comentario:

  1. Es mi intención realizar una entrada del Pabellón de Espuñes y me gustaría utilizar algunas imagenes de su blog, logicamente con la correspondiente mención de la fuente. Por ello le pido el pertinente autorizacion para ello.
    Gracias anticipadamente,por su respuesta, que espero no sea tácita.
    este es mi blog http://curiosasevilla.blogspot.com.es/
    este es mi correo benignoram@gmail.com

    ResponderEliminar